La situación:
La de un supervolcán no se parecerá a ninguna erupción volcánica que se haya visto jamás: sus consecuencias podrían terminar con gran parte de la vida en la Tierra. Existen sólo unos cuantos supervolcanes, generalmente bajo lagos enormes o, bien, bajo calderas como la de Yellowstone, en Estados Unidos. Cuando uno de ellos haga erupción, se producirán nubes de ceniza tan grandes que cubrirán al planeta durante meses. La erupción de uno en el lago Toba, en Indonesia, hace 71,500 años, eliminó al 60% de la población humana en ese entonces.
Los agravantes:
El supervolcán de Yellowstone ha hecho erupción en tres ocasiones: primero, hace 2.1 millones de años; después hace 1.3 millones de años; y, luego, hace 64 mil años. Y ahora los científicos del Observatorio de Volcanes de Yellowstone reportan que se ha formado una gigantesca burbuja de magma presurizada bajo ese parque. Debido a la enorme cantidad de calor que fluye bajo la tierra, a los constantes terremotos y a los movimientos en el suelo de la caldera, tienen la certeza de que eventualmente hará erupción.
¿Falta mucho?
Puede ser en cualquier momento.
Dice el experto:
Según Martin, “Da miedo, pero creo que sobreviviríamos a una erupción así. Seguramente podremos construir refugios y almacenar comida antes de que la nube de ceniza nos cubra”.