Definición:
Es la inflamación por infección en la mucosa faringea incluyendo el anillo de Waldeyer, pudiendo ser esta por virus o bacterias, además de ser crónica o aguda.
Sinónimos:
Anginas, faringitis/amigdalitis, o como la gente dice: “enfermedad de la garganta”.
Epidemiología y demografía:
Es igual en hombres y mujeres.
Afectación en todas las edades, aun que es más frecuente la estreptocócica en los niños de edad escolar.
Su incidencia máxima es al principio de primavera y a finales de invierno.
Detalles: La infección en los menores de 3 años es, por lo general, casi siempre de etiología viral.
Etiología:
Viral en un 75-85% de los casos.
Los más frecuentes son:
Virus sincitial respiratorio, virus de la gripe A y B, virus de Epstein-Barr, Adenovirus, Herpes Simple.
Bacterias como Estreptococo B Hemolítico grupo A, estreptococos B, C, G, Haemophilus Influenzae, Streptococcus pneumoniae, Moraxella catarrhalis, Neisseria sp. , Mycobacteria sp. , Bacteroides sp., Peptococcus sp., Peptostreptococcus sp., Actinomycosis.
Signos y síntomas:
Odinofagia, disfagia, adenitis cervical, rinorrea hialina a mucopurulenta, obstrucción nasal o congestión, hipertermia, tos no productiva, aunque puede presentar algunas variaciones, ataque al estado agudo general, como lo es astenia, adinamia, hiporeflexia, mialgias, artralgias, escalofríos, anorexia. En algunos casos otalgia, trismus, conjuntivitis, halitosis.
A la observación de la cavidad oral se puede observar según la etiología:
Hiperemia de mucosa faringea, con hipertrofia amigdalina, puede o no haber flujo retronasal de hialino a mucopurulento, exudado mucopurulento o aftas en amígdalas faringeas, criptas, cuando es por Epstein-Barr se ve peden apreciar ciertas membranas además de ser de una coloración rojo brillante.
En caso de ser por herpes, se observan las lesiones clásicas de este, y no solo pueden estar distribuidas en amígdalas y faringe, si no en el resto de la cavidad oral.
Por complicaciones se puede ver escarlatina, fiebre reumática, glomérulo nefritis infecciosa, estas infrecuentes, y el absceso periamigdalino como más frecuente.
Diagnóstico:
Interrogatorio directo e historia clínica.
Diferencial:
Tiroiditis, hipertrofia amigdalina asociada a linfoma, dolor de garganta asociado a granulocitopenia, cuerpos extraños, alergias, irritaciones por calor o frío, candidiasis oral.
Valoración:
Cultivo faríngeo para comprobar y/o descartar infecciones por S. pyogenes, N. Gonorrhoeae, Estreptococo B Hemolítico grupo A.
Prueba rápida de antígeno estreptocócico. Monospot.
Pruebas de laboratorio:
BHC con diferencial leucocitaria cifras mayores a 15,000/mm3 sugiere infección estreptocócica. Antiestreptolisinas con proteína C reactiva y un factor reumatoide son de utilidad también.
Estudios de gabinete, pues son innecesarias, aunque, se puede tomar una placa lateral de cráneo, si se sospecha además de hipertrofia adenoidea.
Tratamiento:
En caso de ser viral, solo tratamiento sintomático y de sostén.
Líquidos por vía oral, gárgaras con agua y bicarbonato de sodio, paracetamol por vía oral o rectal para hipertermia, de ser necesario un antihistamínico por VO.
Si es bacteriana:
Un AINES por vía oral o rectal.
En adultos la Aspirina, el ibuprofeno y el paracetamol dan buenos resultados o la administración de Naproxeno sodico solo por presencia de adenitis o adenomegalia cervical.
En los niños paracetamol a 10-15 mg/kg/dosis.
La administración de un antibiótico por vía oral o intramuscular según sea el caso.
Medicamento de primera elección:
Penicilina V potásica a dosis de 25 mil a 90 mil unidades en los menores de 12 años.
Para los demás de 200-400 mil unidades en 3 a 6 tomas.
Penicilina G benzatinica de 1,2 millones UI. En dosis única en adultos, aunque en algunos casos una nueva aplicación en 72 horas.
Penicilina G Procainica y G Sodica y combinados: a dosis de 50 mil a 100 mil UI/kg/dosis pudiendo ser en una sola dosis o en 2 dosis por 6 días.
En caso de alergia a penicilina: Eritromicina en tabletas de 500 mg en 2 a 3 tomas por 7 días, o de 250mg/5ml en suspensión oral a tomar 30-50mg/kg al día fraccionada en 2 a 3 dosis por 6 días.
El uso de sulfas, amino glucósidos, céfalosporinas y quinolonas, solo en casos de que se demuestre tolerancia y resistencia al tratamiento con penicilinas o Eritromicina.
El uso de ceftriaxona solo en caso de si se sospecha o se demuestra infección gonocócica, a dosis de 250mg IM en una sola dosis.
Las quinolonas no son tratamiento de primera elección para ningún tipo de bacteria.
Derivación:
Se puede ver en consultorio de medicina general, solo a Otorrinolaringólogo si se sospecha de absceso periamigdalino u otro.
Si persiste la hipertrofia amigdalina, o si es muy recurrente las infecciones, sobre todo de origen bacteriano y que se demuestre que sea por Estreptococo B Hemolítico del grupo A y este sea resistente a varios tratamientos.
Se puede derivar a especialista de enfermedades infecciosas si se sospecha o comprueba un microorganismo inusual.
Comentarios:
Debe de evitarse el tratamiento antibiótico, a menos que se demuestre o se sospeche etiología bacteriana.