Es un hecho conocido que en cualquier grupo de 23 personas existe por lo menos el 50% de probabilidades de que dos cumplan años el mismo día.
En un grupo de 5, la probabilidad de que dos hayan nacido el mismo día es sólo de 3 en 100; en uno de 15 asciende a 1 en 4, y en otro de 23 es casi de 1 en 2. La razón es un capricho de la estadística. A medida que aumenta un grupo, el número de parejas también aumenta, pero en una porción mayor. En un grupo de 5, hay 10 combinaciones posibles de 2 personas; en un grupo de 23 existen 253 parejas posibles.
En su libro Lady Luck, el matemático Warren Weaver cuenta que este curioso hecho salió a relucir durante una cena en honor de un grupo de oficiales del ejército durante la Segunda Guerra Mundial. La mayoría de los invitados pensaron que era increíble que la cifra fuera tan sólo de 23; estaban seguros que tendría que ser de centenares. Cuando alguien señaló que había 22 personas sentadas en la mesa, él sometió a prueba su teoría.
Cada invitado reveló su fecha de nacimiento, pero no había dos que coincidieran. Entonces la mesera dijo: “Yo soy la persona número 23 en esta sala y mi cumpleaños es el 17 de mayo, igual que el general que está aquí.”