Fue descubierto el 18 de febrero de 1930 por el astrónomo estadounidense Clyde William Tombaugh desde el Observatorio Lowell en Flagstaff, Arizona, y considerado el noveno y más pequeño planeta del Sistema Solar por la Unión Astronómica Internacional y por la opinión pública desde entonces hasta 2006, aunque su pertenencia al grupo de planetas del Sistema Solar fue siempre objeto de controversia entre los astrónomos. Tras un intenso debate, la UAI decidió el 24 de agosto de 2006, por unanimidad, reclasificar Plutón como planeta enano, requiriendo que un planeta debe “despejar el entorno de su órbita”. Se propuso su clasificación como planeta en el borrador de resolución, pero desapareció de la resolución final, aprobada por la Asamblea General de la UAI.
En la Asamblea General de la Unión Astronómica Internacional (UAI) celebrada en Praga el 24 de agosto de 2006 se creó una nueva categoría llamada plutoide, en la que se incluye a Plutón. Es también el prototipo de una categoría de objetos transneptunianos denominada plutinos. Posee una órbita excéntrica y altamente inclinada con respecto a la eclíptica, que recorre acercándose en su perihelio hasta el interior de la órbita de Neptuno.
Forma parte de un sistema planetario doble con su satélite Caronte; este sistema (Plutón-Caronte) posee dos satélites: Nix e Hidra.
Órbita
Es muy excéntrica y, durante 20 de los 249 años que tarda en recorrerla, se encuentra más cerca del Sol que Neptuno; tiene una inclinación de 17°, siendo esta la más inclinada con respecto al plano en el que orbitan los demás planetas del Sistema Solar.
Satélites
Plutón tiene 3 lunas; Caronte el de mayor tamaño (conformando por su tamaño en relación al planeta que orbita un efecto de planate doble), Hidra y Nix.
Atmósfera
Es extremadamente tenue, formada por nitrógeno, metano y monóxido de carbono, que se congela y colapsa sobre su superficie a medida que el planeta se aleja del Sol.
Tarda casi 249 años en dar la vuelta completa al Sol y tiene una temperatura promedio de 44° Kelvin